Huelva aclama a ritmo de Salve Rociera a Carolina Marín, su primera medalla en unos Juegos Olímpicos

» Casi 3.000 personas se dieron cita en las puertas del Ayuntamiento para tributar el merecido homenaje a la deportista, oro en Río de Janeiro.

Carlina Marín en Huelva 1
Carolina Marín luce orgullosa la medalla de oro conquistada en Río

HBN.-  Huelva no faltó a la cita de aclamar a su campeona por antonomasia: Carolina Marín, recibida por casi 3.000 personas a las puertas del Ayuntamiento de la capital quienes, a ritmo de Salve Rociera, tributaron el merecido y cariñoso homenaje a quien ha se ha colgado la primera medalla olímpica en la historia del deporte de Huelva.

Lagrimas de campeona derramó Carolina Marín a su llegada al Ayuntamiento, donde Huelva le esperaba con orgullo, satisfacción y agradecimiento por pasear el nombre de la ciudad por el mundo entero, y bañarlo de oro de ley en cada campeonato que disputa. Los Juegos Olímpicos ha sido la culminación -de momento- a su trayectoria, engalanada entre otros triunfos, con dos Campeonatos de Europa y otros tantos del Mundo.

Carolina Marín en Huelva 2
Elena Tobar, alcaldesa en funciones, fue la encargada de recibir a Carolina.

Los coros de la Hermandad del Rocío de Huelva y de Emigrantes le cantaron la Salve Rociera que emocionó a Carolina, que porta con orgullo una medallita de la Virgen del Rocío, a la que aludió en varios momentos de su estancia en Río, como única medalla que tenía segura, conforme avanzaba a la final.
Elena Tobar, alcaldesa en funciones, fue la encargada de recibir a Carolina Marín, a la que felicitó en nombre de todos los onubenses “por los valores que representas, la valentía, el coraje y el ejemplo que das a la ciudad y a toda España”. Tobar, asimismo, hizo entrega a Carolina Marín de una placa conmemorativa por su participación en los Juegos, una bandera de Huelva y una bandera olímpica.

Carolina Marín en Huelva 3
Unas 3.000 personas recibieron a la campeona olímpica a las puertas del Ayuntamiento.

Posteriormente Carolina Marín agradeció el recibimiento señalando que “sabía que Huelva iba a estar hoy conmigo”, lo que agradeció, señalando además que para ella era “un orgullo mostraros esta medalla por al apoyo que me habéis dado en la distancia”. También agradeció a su familia, con mención especial “a mis padres, Gonzalo y Toñi, por dejarme salir de casa con 14 años para irme a 600 kilómetros para cumplir un sueño”. Asimismo extendió su agradecimiento “al equipo que ha hecho posible que hoy tenga esta medalla de oro, ya que sin esas personas hubiera sido imposible lograrla, y hacer una realidad que Huelva es de oro”.
En la rueda de prensa que siguió a la recepción, de nuevo Carolina agradeció a Huelva “este recibimiento”, recalcando que su vida “había cambiado mucho desde que me fui con 14 años. Nunca pensé llegar tan lejos, aunque desde el momento en que llegué a Madrid tenía presente un deseo: ser la mejor en todo”. Carolina confesó que “al final ha sido posible gracia al enorme trabajo que se ha realizado”, indicando que detrás de todo “hay un gran sacrificio y también la ayuda de la virgen del Rocío”.

Sobre el futuro de Carolina, la campeona olímpica resaltó que esperaba cubrir dos ciclos olímpicos más, mostrando su deseo de “conseguir más cosas. Espero que haya Carolina para rato”.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.