Sensibilizan sobre el drama de los refugiados a más de 1.300 adolescentes

Bajo el lema ‘El drama de los refugiados: algo más que una crisis”, Cruz Roja trata de promover la reflexión sobre esta realidad en toda su amplitud, no como un fenómeno puntual, y hacer ver a los jóvenes que todos podemos vernos en esa situación.

Refugiados.
Refugiados.
Redacción. Más de 1.300 adolescentes de Córdoba y provincia han participado ya en los talleres que desde comienzos de año está realizando voluntariado de Cruz Roja para sensibilizar sobre la realidad de las personas refugiadas.

Fundamentalmente, dichas actividades se han llevado a cabo con alumnado de 3º y 4º de ESO de diversos institutos de la capital, en el marco del programa municipal “La solidaridad, tarea de todos y todas”, aunque también se ha trabajado esta temática con centros educativos de Puente Genil, La Carlota, Villanueva de Córdoba y Montemayor.

Bajo el lema ‘El drama de los refugiados: algo más que una crisis’, el voluntariado de la institución humanitaria trata con estos talleres de “promover la reflexión sobre esta realidad en toda su amplitud, no como un fenómeno puntual, y hacer ver a los y las adolescentes que todos podemos vernos en esa situación”, según explica José Luis Hitos, responsable provincial de Cooperación Internacional de Cruz Roja.

De igual modo, con estas sesiones la entidad persigue desmontar prejuicios y estereotipos en torno a los refugiados y a las personas migrantes en general.

Para ello, además de una serie de dinámicas y actividades, el voluntariado recurre a los testimonios grabados de personas refugiadas de diferente perfil y nacionalidad (Ucrania, Camerún y Siria) atendidas por Cruz Roja, y establece los paralelismos entre sus historias y las de los exiliados españoles de la Guerra Civil.

Además de la sensibilización, hay que recordar que la institución humanitaria interviene directamente con este colectivo. No en vano, actualmente acoge a casi un centenar de solicitantes de asilo en Córdoba, personas que llegaron a la provincia huyendo fundamentalmente de las guerras que se viven en sus países, aunque en ocasiones también por sufrir persecuciones por motivos políticos, religiosos o de carácter sexual.

El perfil mayoritario es el de un varón de entre 20 y 35 años procedente de Siria (en gran parte de los casos, acompañado de su familia), aunque la entidad trabaja en estos momentos con personas de más de una decena de nacionalidades.

Durante el último año y medio Cruz Roja ha atendido en la provincia a más de 2.300 demandantes de protección internacional, personas que en su mayoría huían del conflicto armado en Siria, pero también originarias de países, como Ucrania, Pakistán, Palestina, Congo, Guinea Conakry, Camerún, Rusia, Afganistán, Líbano, Mali o Marruecos, entre otros.

La organización está intensificando su intervención con personas refugiadas dentro y fuera de nuestro país. En España, el objetivo principal de la intervención es la acogida e integración de las personas solicitantes de asilo en nuestra sociedad. Cruz Roja cuenta actualmente con 965 plazas de acogida en 30 provincias, lo que supone que ha triplicado su capacidad en los últimos meses, siendo el porcentaje de ocupación de más de un 80%. Se espera poder ampliar esta red hasta las 1.200 plazas.

Y en el ámbito internacional, la institución ha reforzado su actuación en Grecia, Líbano, Serbia y Croacia, entre otros países.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.